clima

A un paso de las elecciones de 2018 22/Jul/2017 Nacional

- Aa +
  • A un paso de las elecciones de 2018-39660
  • A un paso de las elecciones de 2018-39661
  • A un paso de las elecciones de 2018-39662
  • A un paso de las elecciones de 2018-39663
  • A un paso de las elecciones de 2018-39664

Estamos a poco menos de 365 días de la jornada electoral de 2018, una elección que será histórica por su magnitud pues por primera vez concurren 30 elecciones locales con los comicios federales, por lo que vale la pena ir vislumbrando lo que viene.

La elección de 2018 representará la renovación de la Presidencia de la República y del Congreso de la Unión. Además habrá elecciones en 30 entidades federativas, en 9 de ellas se renovarán las gubernaturas, en 27 los congresos locales y en 26 también los ayuntamientos. Lo que refleja un total de 3 mil 326 cargos de acuerdo a información del INE

Más allá de lo político, que nunca dejará de tener su complejidad, desde Strategia Electoral vislumbramos que las elecciones de 2018 serán un gran reto tanto para las autoridades electorales como para los partidos políticos.

Organización electoral: construcción del Coloso

i) Participación ciudadana. Las autoridades electorales deberán preparar una elección en la que estarán en posibilidad de votar más de 85 millones 953 mil 712 personas.

Tomando en consideración la participación histórica en los últimos cuatro procesos federales, se puede esperar un porcentaje de participación ciudadana por encima del 60%, esto representaría aproximadamente 51.5 millones de electores. Dada la trascendencia de la elección, y ante un escenario de amplia competencia, la participación ciudadana será un factor decisivo.

ii) Complejidad de la votación. Los electores tendrán un que tomar una decisión compleja: en 9 entidades se elegirán 6 cargos distintos (3 federales y 3 locales), en 14 entidades elegirán 5 cargos (3 federales y 2 locales), en 7 estados elegirán 4 cargos (3 federales y 1 local), y en Nayarit y Baja California únicamente votarán por cargos federales. Vale la pena mencionar que para Veracruz será su tercer año consecutivo con elecciones de algún tipo.

Adicionalmente no se puede descartar la posibilidad de que se presenten consultas populares (a nivel federal, la eventualidad de que ocurra vence el 15 de septiembre de 2017) o elecciones de cargos inferiores como presidencias de comunidad o comités ciudadanos o similares.

iii) Voto en el extranjero. Atendiendo a la magnitud de la migración mexicana, en 2018 podrían votar millones de mexicanos que viven en el extranjero, no sólo en las elecciones para renovar a la Presidencia y al Senado, sino también en 7 de las 9 elecciones para elegir titular del ejecutivo local.

¿Tendrán los partidos políticos la estructura y capacidad?

La elección de 2018 no sólo representa un gran reto para las autoridades electorales, sino también para los partidos políticos. La gran cantidad de cargos que estarán en juego constituyen un rompecabezas político que deberán armar con mucho cuidado y con una estrategia muy bien pensada, pues implica la composición política de más del 80 % del país; sin duda, los resultados podrían cambiar de manera importante las tendencias que tenemos actualmente.

1) Candidaturas. Sabemos que participarán 9 partidos políticos nacionales (PAN, PRI, PRD, PT, PVEM, MC, PANAL, Morena y PES), si cada uno de ellos quiere competir en todas las elecciones, deberán postular más de 6 mil candidaturas, considerando cargos propietarios y suplentes; conviene señalar que estas postulaciones deberán atender al principio constitucional de paridad de género. Además, al menos 23 institutos políticos de carácter local se verán posibilitados a contender en sus comicios y en las próximas semanas algunos otros podrían obtener el registro, lo que diversifica el crisol político nacional.

2) Reelección. En ese sentido, no podemos perder de vista que en 28 entidades federativas por primera vez quienes ocupen un cargo de elección popular podrán reelegirse (diputaciones y munícipes). A nivel federal la reelección se permitirá hasta 2021, por lo que quienes lleguen al Congreso en 2018 podrán contender por un nuevo periodo inmediato en 2021 y 2024, según sea el caso de diputaciones y senadurías. Esto será relevante no sólo para las campañas políticas, sino también para los procesos internos de los partidos políticos.

3) Lo que está en juego. Las posiciones de gobierno que se juegan podrían implicar no sólo un cambio radical en la composición política del país, sino también conllevan la gobernabilidad a nivel federal y local, pues actualmente -sin considerar los resultados de 2017 al continuar en disputa ante tribunales- el PAN y el PRI encabezan la gubernatura en 10 y 15 entidades respectivamente, el PRD en 5 y el PVEM en 1. En 2018, el PAN se jugará el 30 % de las gubernaturas que tiene actualmente, el PRI el 13 %, el PRD 60 %, y el PVEM el 100 %.

De acuerdo con los datos publicados recientemente en el Informe Legislativo 2017 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) con respecto a la integración de los congresos locales, el PAN actualmente tiene 291 diputaciones, el PRI 361, el PRD 143, PT 26, PVEM 77, MC 37, Morena 78, 42 PNA y 12 PES, y, en el caso de los partidos políticos locales 33. A partir de esos datos podemos establecer que en las elecciones de 2018, el PAN se jugará el 83.2 % de las diputaciones que posee actualmente, el PRI 85.3 %, el PRD 95.1 %, PT 88.5 %, PVEM 88.3 %, MC 94.6 %, Morena 92.3 %, 90.5 % PNA y 83.3 % PES. Es decir, todas las fuerzas políticas nacionales competirán por la mayor parte de su peso en los legislativos locales.

En el caso de los ayuntamientos, en las elecciones de 2018, el PAN se jugará 544 ayuntamientos que actualmente gobierna, el PRI 822, el PRD 223, PT 73, PVEM 110, MC 69, Morena 44, 47 PNA y 18 PES.

El proceso electoral federal inicia oficialmente la primera semana de septiembre. A partir de entonces comenzarán -en fechas distintas- los procesos electorales locales. Sin embargo, tanto autoridades electorales como partidos políticos ya se preparan para este histórico proceso comicial, el cual representará un reto muy grande desde el punto de vista de la organización para todos los involucrados. Además, sus consecuencias en la composición política y la gobernabilidad del país serán significativas. Nunca en la historia reciente de nuestro país nos habíamos enfrentado a una elección que tuviera tanto en juego.

Versión Impresa

-82