clima

Morena, AMLO y la Guadalupana 12/Dic/2017

- Aa +
  • Morena, AMLO y la Guadalupana-1554

De norte a sur, por: Guillermo Correa Bárcenas.

El 12 de diciembre es un día especial para la mayoría de los mexicanos fieles a la Virgen de Guadalupe. En todo el país hay fiestas y peregrinaciones en su honor y se le reza con la petición de que a todos nos vaya mejor. Es una fecha especial dedicada a “la morenita”. Y MORENA son las siglas del instituto político creado por Andrés Manuel López Obrador que precisamente este 12 de diciembre se registró como precandidato a la Presidencia de la República, ante las cuestionadas autoridades del Instituto Nacional Electoral (INE).

Resulta ser su tercer y último, según prometió, intento por llegar al poder que, sostiene, le han robado en dos ocasiones. Tan cierto que uno de sus contrincantes reconoció que le ganó “haiga sido como haiga sido”. El otro, todavía en la silla presidencial, pretende magnificar un fraude anunciado a menos de siete meses de las elecciones de julio 2018.

Pero el político tabasqueño que lleva alrededor de 15 años recorriendo el país con la finalidad de conseguir su objetivo se encuentra ya muy a la defensiva, aunque no deja de tropezar en ocasiones; además de que el apoyo a su favor se ha multiplicado en la medida de que se hunde el prestigio de quienes representan al Partido Revolucionario Institucional que en esta ocasión, carente de valores, ha recurrido a un candidato virtual, que no es del PRI, surgido de la llamada tecnocracia que tanto daño ha hecho a México al entregar las riquezas de la Nación a compañías trasnacionales, mientras que al pueblo da poco pan y mucho circo. Quienes sostengan lo contrario cuenten los onerosos sueldos y bienes que disfrutan, compárenlos con lo que tienen sus paisanos y sigan cultivando su macroeconomía.

En esa realidad, de la que se han alejado la mayoría de los partidos políticos que ahora se han unido en contra del PEJE, es donde radica la fuerza que dice su abanderado principal, lucha por un cambio en lo político, económico y social, porque de los resultados del neoliberalismo se ha llegado al hartazgo. De ahí que con todo y sus defectos vale la pena analizar el Proyecto Alternativo de Nación del Movimiento de Reconstrucción Nacional (MORENA) con el que se quiere realizar un nuevo milagro para los mexicanos.

El documento consta de casi 500 cuartillas y fue elaborado por 200 especialistas en los temas que toca con el objetivo de transformar el país. Muchos críticos lo han calificado como más de lo mismo que ha hecho el PRI en los últimos 36 años y el PAN durante la llamada docena trágica. De ser así se disipa entonces el arma política utilizada sin descanso contra AMLO, acusado de que “es un peligro para México”. Lo cierto es que no lo fue cuando se desempeñó como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, al grado de que muchas de sus prácticas gubernamentales han sido tomadas por los gobiernos rivales a MORENA y las han sabido utilizar como freno a la rebeldía social que provoca la pobreza.

Al Peje lo acusan de populista, aunque en la práctica hasta el indigno Vicente Fox Quezada se sirvió de ese populismo, que en el fondo ni lo es, si se considera que la calificadora de riesgo Standard & Poor’s –estadounidense-- recién aseguró que aun sin TLCAN y con López Obrador como eventual Presidente de la República, habrá estabilidad económica en el país, al tiempo de que poco a poco los empresarios se van convenciendo, y algunos lo demuestran colaborando con el que nació en Macuspana.

Presume El Peje de que su movimiento cuenta con una organización social ciudadana y política que se ha convertido en la gran esperanza para enfrentar el principal problema de México que es la corrupción política, y de inmediato sus adversarios le recuerdan el caso de “las ligas” que protagonizó Bejarano sorprendido, y atrapado, por canal televisivo para difundir un video en el que se le observó recibiendo grandes cantidades de dinero. Al escándalo siguieron otros de militantes del PRD que ahora se han refugiado en MORENA, convirtiéndose en asilo de cientos de tránsfugas partidistas. No obstante, López Obrador insiste en que la fuerza principal del Instituto que encabeza es su autoridad moral, lo que es verdad si se le compara con lo que ha sucedido en el PRI, el PAN y el actual PRD, que a diario sorprenden más porque nadan en la impunidad.

Gracias a ello se valora la petición de construir un acuerdo nacional para hacer de la honestidad una forma de vida y de gobierno. El terco aspirante a la Presidencia se ha comprometido a que si gana gobernará con rectitud, actuará con austeridad y todo lo que se ahorre será para financiar el desarrollo del país. Y con aire de misticismo religioso expresa que con esta mueva forma de hacer política se logrará el bienestar material y del alma para la felicidad de todos.

Entre sus principios rectores se encuentra sacar al Estado del secuestro en que se encuentra por unos cuantos, hacer que la República sea verdadera y no falsa; que los poderes constitucionales dejen de estar confiscados por un grupo; combatir la ilegalidad y el influyentismo político y la riqueza mal habida, de la corrupción que ha dado al traste con todo y es la causa principal de la desigualdad social y económica; atacar a pobreza. También una consulta nacional para determinar el futuro de las reformas estructurales con la aclaración pejista de que  no benefician al pueblo, sino que lo perjudican, regresar a la diplomacia alejada de las posiciones protagónicas, con el gobierno de Estados Unidos, respeto y beneficio mutuo; convencer al vecino de que es mejor una política de cooperación para el desarrollo, en lugar de la policíaca y militar.

Crear empleos como alternativa a la inseguridad y violencia. No al muro, redadas y deportaciones de migrantes. Auténtico Estado de Derecho. Nuevo federalismo. Libre manifestación de las ideas. Diálogo ante todo. Respeto a los derechos humanos. Auténtica democracia, o sea, no más compra de votos, autoridades electorales realmente autónomas, fin a la demagogia, nada ni nadie por encima de la voluntad soberana del pueblo. Erradicar la corrupción con el fin, entre otros, de no aumentar impuestos y seguir endeudando al país.

En su Plan Alternativo de Gobierno, Andrés destaca los puntos anteriores y muchos más donde se observa que esos compromisos requieren de varias sexenios para cumplirse. En algunos falta la forma, el cómo se concretarán. Y, por ejemplo, expresa en forma categórica que cuando triunfe MORENA en 2018 no habrá impunidad. Se eliminarán los fueros al Presidente y a los altos funcionarios públicos. En todo caso, se les juzgará previa reforma al 108 constitucional. Bonito, pues. Sólo que AMLO propuso en 2016 “perdón” y que no se actuará en contra de los señalados, además de que hace unos días advirtió que si las víctimas lo piden tampoco habrá castigo para el crimen organizado.

Por eso es que, con seguridad, hoy millones de guadalupanos rezan porque no sea así y a la morenita le pedirán el milagro de que con o sin MORENA, se componga el país

DESDE EL CENTRO

Continúa Donald Trump desestabilizando al mundo, ahora provocó otra crisis en el Medio Oriente al declarar a Jerusalén capital de Israel… E insiste con la construcción del Muro para dividir a México de Estados Unidos… Al final de cuentas Miguel Ángel Mancera se tuvo que resignar, el candidato a la Presidencia de la República del Frente Unido por la Corrupción y en contra de AMLO, será el panista Ricardo Anaya…Claudia Sheinbaum, exdelegada de Tlalpan, se declara lista a contender por el gobierno de la Ciudad de México con la bandera de Morena.

Versión Impresa

-109