clima

¿Pasará en Yucatán lo que ocurrió en Querétaro? 11/Sep/2017

- Aa +
  • ¿Pasará en Yucatán lo que ocurrió en Querétaro?-1358

Por: Jonathan Ruiz. 

Twitter: @ruiztorre

Es una reunión de papás de niños de una primaria privada. En este salón de clases hay 20 adultos esta noche, cada uno representa a un infante de los que aquí saturaron las paredes con dibujos.

Salvo por la brisa cálida que se cuela cada vez que alguien entra o sale por la puerta, podría decirse que esto no es Yucatán. Aquí nadie, acaso una mujer, habla con acento local.

Hay estadounidenses, españoles, venezolanos y por supuesto, mexicanos principalmente provenientes de la Ciudad de México. Mucha gente está emigrando a Mérida, la capital. Podría decirse que es por la seguridad. Pero antes de hacer conclusiones, enlistemos.

La cervecera AB InBev, dueña de las marcas Budweiser y Corona anunció recientemente que construiría en Yucatán una nueva planta. Ése fue en realidad el único anuncio de amplia cobertura. La alemana Leoni que acá hará arneses para Mercedes Benz y automóviles Tesla, la vidriera Saint Gobain Glass México o el gigante harinero Bunge, tuvieron menos cobertura. Los tres construyen también plantas nuevas en el estado.

Por primera vez desde que existe registro, Yucatán podría rebasar mil millones de dólares de inversión extranjera directa en un sexenio. El del actual gobernador Rolando Zapata Bello concluirá en 2018.

La semilla de la primera industrialización del estado, germinó. Junto a la cervecera ubicada en el desconocido pueblo de Hunucmá fue instalada la fábrica de Envases Universales que hará latas de refresco y cerveza para México y de exportación a Cuba. Sobre la misma avenida, un marco de concreto como el que identifica los parques industriales anuncia un próximo Central Business Park Mérida.

Entre ambos predios, la productora de carne de cerdo Kekén ya levanta también infraestructura. Esta empresa es de Grupo Kuo, de Fernando Senderos Mestre, cuyas inversiones en Yucatán suman 10 mil millones de pesos, de acuerdo con fuentes del gobierno del estado.

Está por encima de Walmart de México que instalará su centro de distribución regional que costará 650 millones de pesos. Promete 500 empleos directos.

En lugar de pedir estibadores, Walmart solicitó expertos en estadística, en logística, cuenta el artífice de la nueva estrategia yucateca, Ernesto Herrera Novelo, secretario de Fomento Económico, quien gusta de comparar su estado con los del Bajío. Bachoco acaba de abrir un centro automatizado de producción de huevo.

Luego, las empresas locales. Emilio Loret de Mola lanzó la cadena de gasolineras de marca La Gas, que pretende llegar al centro del país y Bepensa, dueña de una refresquera de Coca Cola, emitió en junio en la Bolsa bonos por 600 millones de pesos para financiar Finbe, un negocio financiero que da créditos para, entre otras cosas, compra de automóviles, en esta compañía encabezada por José Manuel Madero Garza, que se diversifica. Al parecer, va por otros mil millones en Bolsa.

En el centro de la ciudad construyen hoteles junto al nuevo Centro Internacional de Congresos que costó al estado unos mil 300 millones de pesos.

Pronto llegarán a la costa los aerogeneradores que proveerán de electricidad a la región y hablan de la posible llegada de una planta de regasificación, que de concretarse, cambiaría la dinámica del país al traer gas natural a esta región. También está en marcha la Universidad Politécnica de Yucatán y proyectos de tecnologías de la información de los que aquí escribí antes.

La industria llegó por la seguridad, sin duda, pero también por la defensa del Estado de derecho que prevalece en la entidad, la inversión en infraestructura carretera, la ampliación constante del puerto de Progreso y, claro, la reactivación del tren Chiapas Mayab, que ahora al menos viaja a una velocidad cercana a los 40 kilómetros por hora. Es posible que como pasó con Querétaro, Yucatán aumente su relevancia económica. Su economía ya crece a 6.3 por ciento anual.

¿Podría descomponerse el ambiente de seguridad? No puedo predecirlo, pero acaban de aumentar 50 por ciento el salario de los policías del estado y refuerzan Escudo Yucatán, un programa para que la sociedad se proteja a sí misma.

En cualquier caso, en la península no pueden contener la efervescencia. Dicen que Yucatán no se está reindustrializando, acá la industria llega... por primera vez.

Versión Impresa

-92