clima

Reflexiones en voz alta 18/Ago/2017

Carlos Capetillo Campos
Correo: carlos_capetillo@hotmail.com
- Aa +
  • Reflexiones en voz alta-1320



Por Carlos Capetillo Campos
carlos_capetillo@hotmail.com / @capetillocampos

En anteriores reflexiones señalamos que la campaña del 2018, especialmente para la Presidencia de la República, tendría tres constantes que están en el ánimo social: la corrupción, la impunidad y la inseguridad, con los colaterales que arrastran.
Y en estos conceptos están involucrados todos los partidos políticos y personajes relevantes, sin embargo, como el PRI está en el poder máximo, todos los partidos sin ver sus enormes colas, se dedican con singular alegría a querer cargarle todos los negativos y sin duda los ejemplos públicos han permeado en el ánimo de la sociedad y por eso en las encuestas, cualquiera que se mencione, el PRI aparece en un lejano tercer lugar.
Sin embargo, el gobierno del Presidente Peña Nieto que inicio con unas medidas espectaculares y necesarias para el desarrollo del país, tuvo dos años espléndidos y después se derrumbó ante la opinión pública por actos indebidos que se le atribuyen a él, a su esposa y a colaboradores muy cercanos y con una gran influencia en el gobierno.
Y a pesar de que el país ha avanzado en algunos renglones importantes y que en el resumen puede aprobarse, ni él ni sus funcionarios han sabido explicar a la sociedad los logros y si se ve la impunidad en actos muy criticables de sus colaboradores en áreas importantes como Pemex y el manejo de recursos públicos por gobernadores de todos los partidos, pero que en el caso del PRI que tiene más casos en su directorio, quizás por ser el partido con más gobernadores, son los de mayor resonancia y aunque algunos están presos y otros fugitivos de la justicia, como muestra de la decisión del gobierno de combatir la corrupción, no ha sido suficiente para ganar la opinión pública.
La inseguridad ha cobrado más víctimas que en el sexenio del panista Calderón, que involucró a las fuerzas armadas, las instituciones más reconocidas por la población, a una guerra contra el crimen organizado sin estrategias, sin marco legal, sin la preparación para el tema, sin armas adecuadas y sin presupuesto, que dejo decenas de miles de muertos, desaparecidos y migrantes a otros lados y que la inercia alcanzó este sexenio que ha hecho lo suficiente para ser más criticado por la sociedad.
El caso más sonado del sexenio, el tema de los desaparecidos de Ayotzinapa, fue un tema ordenado por una autoridad municipal impuesta por Andrés Manuel López Obrador, en un estado gobernado por PRD que en ese entonces lo controlaba López Obrador y sin embargo el Gobierno del Presidente de Peña Nieto ha asumido los costos, en una muestra más de la enorme incapacidad de su área de comunicación social, la gran falla de la Presidencia y de las áreas del gobierno federal, y que a pesar de tener un conocimiento pleno de ello por los resultados, se mantiene a los incapaces de informar y comunicar adecuadamente los logros del gobierno y comunicar los ámbitos de responsabilidad de los hechos.
Y el PRI ha sido incapaz de sugerir al Presidente, los cambios de personal y de estrategia en su gobierno, para que la sociedad tenga claro los logros del gobierno.
Informar no es comunicar y es indispensable comunicar el accionar del gobierno a favor del país y de la sociedad.
Y hay casos de gran oportunidad para que la sociedad mexicana aprecie el actuar del gobierno en defensa de los intereses sociales y no de personajes de dudosa actuación por decir lo menos.
Cada vez que al gobernante el partido le da una sugerencia o recomendación debidamente sustentada, con beneficios claros para el Presidente, el gobierno y la población, el partido se fortalecerá y tendrá una actuación que sin duda será aprobada por todos, empezando por el gobernante.
¿Podrá el PRI recuperarse de la posición actual en que las encuestas lo ubican y retener el poder máximo?
Hay muchas oportunidades de demostrar que se quiere combatir en serio la corrupción y la impunidad.
Y tiene que acreditar muy rápido que la inseguridad se combate con eficiencia, y que se sabe poner orden en todos los niveles, desde el llamado crimen organizado hasta los delitos que lastiman directamente a los ciudadanos.
En el PRI hay suficientes militantes con conocimiento no solo teórico sino en la práctica, para proponerle al Presidente medidas urgentes e importantes para los tres temas básicos para la sociedad, que son insisto, corrupción, impunidad y seguridad, y áreas de comunicación social inteligentes y eficientes, para que se aprecie que hay seriedad y eficiencia en el actuar del gobierno, sino, los costos se cargarán al PRI y al candidato del 18.

Versión Impresa

-87