clima

Reflexiones en voz alta 23/Jun/2017

Carlos Capetillo Campos
Correo: carlos_capetillo@hotmail.com
- Aa +



Por Carlos Capetillo Campos
carlos_capetillo@hotmail.com / @capetillocampos

Es casi inevitable que las conversaciones recaigan en los que pueden ser candidatos a la Presidencia de la Republica en el 2018, así como las fechas en que ya se sabrá quién abanderara a cada uno de los partidos.
Hace algunos años, un grupo de amigos poníamos la comida del grupo en este inútil ejercicio pero que entretiene a millones de mexicanos desde ahora y se fortalecerá conforme pase el tiempo.
Y además se razona. Que es conveniente para el Presidente Peña Nieto que pronto exista un candidato con quien dividir las críticas opositoras.
Otros señalan que la personalidad del Presidente no le va a permitir compartir los reflectores con alguien que ha sido su subalterno, aunque él, el Presidente haya sido el fiel de la balanza.
Hay ya un candidato definido, el dueño de Morena, el ya merito, que, si no hay nada diferente a lo que se prevé, será ungido candidato cuando quiera.
Los que dicen que ganaron aunque perdieron, el que agrede con singular cinismo al PRI, el Presidente del PAN, en maniobras desde su posición privilegiada de Presidente Nacional, con los recursos que los mexicanos generosamente le otorgamos y la estructura del Partido con todo lo que esto significa, medios para agredir, para justificarse, para cerrar el paso a los otros aspirantes, para que su cara de yo no fui pero bien que es él, aparezca a cada rato en la televisión y su voz de yo no rompí el plato se escuche en la radio.
En ese partido hay otros aspirantes que lo manifiestan y eso ha ayudado a conformar bloques de militantes del PAN con presencia y trayectoria dentro de ese partido, como es el caso de Margarita Zavala, que si bien no tiene nada que ofrecer al electorado como un personaje capaz de dirigir a México, el buen vivir de Los Pinos, que los mexicanos pagamos abrumadoramente, le gusto demasiado, aunque a los mexicanos no nos hizo nada de gracia esos seis años de Presidente su esposo, que entre otros daños que causó al país, sus complejos de soberbia y de general frustrado, mando a las fuerzas armadas a una guerra tan improvisada, sin el armamento adecuado, sin el entrenamiento que las circunstancias exigían, sin la cobertura legal necesaria, sin la estrategia adecuada, con el crimen organizado que enlutó a más de 100 mil familias, muchas inocentes y provocó que hasta ahora el país viva episodios de violencia impresionante, que desde luego afecta el desarrollo de nuestro México, ya que las inversiones no acuden donde hay riesgos de seguridad tanto legal, fiscal como física.
Y uno más que puede dada su experiencia darle un susto al Presidente del PAN, el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, que conoce los atajos de la política oscura y los ha transitado y tiene los recursos económicos que una pretensión de ese tipo requiere.
Y aunque realiza esfuerzos de difusión en diversos medios de publicidad, todavía no alcanza la penetración que un deseo de esa magnitud requiere.
Pero sus asesores están muy ocupados tratando de posicionarlo y comentan que hay tiempo.
Y desde luego el PRD, que fuera de la sorpresa del Estado de México, Juan Zepeda, no se ve quien pueda levantar a ese partido tan alicaído, ya que sus figuras políticas principales, como buenos vividores del presupuesto público, han emigrado una vez más, a otro partido político al que le consideran más probabilidades.
Y falta desde luego el PRI, el partido en el poder, que muestra signos de división en su interior, pero que tiene la Presidencia con todo lo que ella significa, aun cuando se señala la baja popularidad del Presidente Peña como un factor negativo y la falta de carisma de los visibles.
Pero eso lo comentaremos la semana próxima.

Versión Impresa

-79