clima

Sobran los motivos 04/Oct/2017

- Aa +

Más allá del henequén.

Por: Jordy R. Abraham Martínez.

Twitter: @JordyAbraham / Correo: JordyAbraham@gmail.com

Durante varias décadas el auge del oro verde fue determinante para que la península yucateca contara con un crecimiento exponencial en materia económica. La fibra obtenida de esta planta era demandada en todo el mundo para diversos usos, por lo que su comercialización trajo una bonanza extraordinaria a este territorio.

Sin embargo, en aquellos tiempos, las condiciones del desarrollo económico estaban marcadas por la enorme desigualdad entre las clases sociales. El auge henequenero creó fortunas cuantiosas, mientras los campesinos no gozaban de esta bonanza. Como todo ciclo natural, la explotación del oro verde, cayó en declive.

El panorama actual, nos muestra una realidad muy diferente. Yucatán sigue siendo un referente a nivel nacional en cuanto a agricultura se refiere. No obstante, gracias a la labor de mujeres y hombres emprendedores, se han construido nuevos espacios de oportunidad para el progreso de la economía local.

El comercio y la industria han ido consolidándose en este territorio, generando más empleos para los yucatecos. Las condiciones demográficas han sido un factor a considerar, pues la población ha aumentado considerablemente en los últimos treinta años. El mercado ha incrementado en consecuencia, abriendo una brecha para quienes estén dispuestos a emprender.

El perfil del empresario regional se ha ido forjando a través de las generaciones. El trabajo arduo, la perseverancia y la visión, son solo algunas de las características que enaltecen al sector privado de la entidad. La cultura del esfuerzo conforma el esquema mental de los ciudadanos de esta región.

Ahí está el ejemplo de Gabriela Cejudo Valencia, mujer emprendedora y dedicada. Ella es presidenta de Grupo Nicxa y líder en materia de responsabilidad social empresarial. Sin duda, es de aplaudir su contribución en la rama comercial restaurantera. También tenemos el caso de José Antonio Chapur Zahoul, uno de los más representativos exponentes del ramo hotelero, a nivel nacional. La edificación del corporativo Grupo Palace, fue producto de la constancia.

El sentido humano está cada vez más arraigado en la forma de hacer negocios de los emprendedores yucatecos. Son numerosas las empresas que refrendan su compromiso por colaborar con causas sociales. Esta participación en pro de la comunidad, se verá reflejada en un desarrollo sustentable, a mediano y largo plazo.

Los yucatecos somos gente capaz, trabajadora y apasionada. Todos podemos ser emprendedores si nos decidimos a ello. Es válido tener sueños, pero solo aquellos que trabajan a diario para alcanzar sus metas, consiguen obtenerlas.

El talento es fundamental, pero la constancia y la disciplina, son las que logran construir los proyectos que valen la pena.

Versión Impresa

-96